11 Habilidades Directivas Fundamentales para Liderar con Alto Impacto

Lista de las principales habilidades directivas para líderes que quieren lograr resultados de excelencia en su equipo, negocios y proyectos.


Casi todos los que han trabajado durante unos pocos años han tenido problemas con su jefe en algún momento u otro. La experiencia es tan común, que el concepto de un gerente problemático ha llevado a la realización de diferentes películas y series de comedia.

Los conflictos con los gerentes pueden ser excelentes en la pantalla para hacer reír, pero en la realidad empresarial, la mala gestión es desastrosa para el resultado final de cualquier organización. Según el más reciente estudio de Gallup, la mala gestión de los líderes cuesta 7 billones de dólares al año a nivel mundial, lo que representa entre el 9 y 10% del PIB mundial.

Dirigir una empresa o un equipo no solo implica conocimientos y habilidades administrativas y comerciales. Se necesita un equilibrio con habilidades sociales, autoconocimiento y claridad en la visión empresarial y profesional, en especial si buscas que tu organización crezca y perdure con un equipo humano sólido y resultados de excelencia.

Así que, ¿cuáles son esas habilidades?

Liderazgo y estrategia

Hablar sobre el papel del director como líder humano y estratégico de la empresa se ha convertido en uno de los principales temas empresariales.

La tecnología ha venido a facilitar las actividades de cualquier organización facilitando el desempeño en general de los negocios. Pero también ha traído un dinamismo y velocidad de cambios que están presionándolos tanto que la incertidumbre cada vez se percibe de mayores dimensiones.

Es muy difícil que un colectivo se ponga de acuerdo con facilidad, en ocasiones, incluso, es imposible. Es en estos momentos en los que una figura de influencia y capacidad de persuasión se hace necesaria para marcar el camino que ese colectivo debe seguir. Cuando una organización tiene incertidumbre en su futuro busca un líder que le indique el rumbo.

En la actualidad prácticamente para ninguna empresa el futuro es cierto. A todas se les presenta con algún grado de incertidumbre y por lo tanto el liderazgo de sus directivos es fundamental.

Por otro lado, también se sabe que, aunque existen ciertas características universales e inmutables para el buen liderazgo, otras dependen de la época prevaleciente, así que es importante preguntarse cuáles son las habilidades de un líder necesarias para nuestros días.

Descarga la Plantilla para hacer tu Plan Operativo Anual  - Innevo

DESCARGABLE GRATUITO

Plantilla para hacer tu Plan Operativo Anual

Esta plantilla te guiará tanto en el planteamiento claro y medible de tus objetivos como en la planificación de las acciones que te llevarán a lograrlos, tomando en cuenta tus fortalezas y debilidades.

Quiero la plantilla

¿Por qué son importantes las habilidades de liderazgo para los gerentes?

Porque los problemas de costos, pérdida de mercado, pérdida de liderazgo y valor de la marca se tienen esencialmente por la ineficacia de los líderes.

En el caso de las finanzas, cuando se tienen líderes eficaces y pensadores estratégicos la empresa goza de cabal salud, pudiendo invertir en las actividades y proyectos que tiene planeados para mejorar y crecer.

Otros costos son más fáciles de medir. En las encuestas sobre el compromiso de los empleados, las percepciones sobre sus gerentes se elevan significativamente como el factor de influencia más importante, responsable de hasta el 70% de la diferencia en las tasas de compromiso entre las unidades de negocios. Y dado que el compromiso influye en todo, desde la productividad hasta las tasas de rotación, esa es una cifra a la que las empresas deben prestar atención.

Sin embargo, pocas empresas prestan a sus prácticas de gestión la atención que merecen. En el estudio mencionado se encontró que un 98% del personal de las empresas evaluadas sienten que los gerentes de sus empresas necesitan más capacitación en todo, desde el pensamiento estratégico hasta la resolución de conflictos, que el 87% de los gerentes deberían haber recibido más capacitación en liderazgo, pero lo más significativo es que el 98% de los encuestados dijeron que creían que los KPI como la retención de empleados y los ingresos mejorarían con una mayor capacitación a sus gerentes.

Por lo tanto, hablar de habilidades directivas nos lleva a la primera cuestión: ¿es lo mismo gerente que líder?

Habilidades Gerenciales vs. Habilidades de Liderazgo: ¿Cuál es la Diferencia?

¿Crees que los términos "líder" y "gerente" son sinónimos?

Bueno, eso no es del todo cierto. Estas dos palabras a menudo se usan indistintamente en el mundo de los negocios, pero en realidad hay bastantes diferencias entre las habilidades de gestión y las habilidades de liderazgo.

Para hacer las cosas más confusas, es cierto que los líderes más efectivos también poseen muchas de las habilidades que hacen a un gerente exitoso, y viceversa. Esas líneas se vuelven casi frustrantemente borrosas.

Si ese es el caso, ¿qué hace a un gran líder, a diferencia de un gran gerente? La clave para encontrar la diferencia entre un término y otro es que la gente escucha a los líderes porque quiere hacerlo y escucha a los gerentes porque se les ordena que lo hagan.

A través de su comportamiento e interacciones, los buenos líderes inspiran a las personas a seguirlos y estar a la altura del ejemplo que están dando. Por el contrario, los gerentes se ubican en posiciones de poder en el organigrama, lo que significa que los empleados sienten la necesidad de escucharlos simplemente porque tienen un rango superior.

Un gerente ocupa una posición de autoridad y es responsable del logro de los objetivos de la empresa para un equipo específico dentro de esa empresa y en cambio un líder sólo requiere que las personas estén dispuestas a seguirlos en sus objetivos.

¿Significa esto que un gerente no puede ser también un líder efectivo?

No, en realidad hay mucha coincidencia entre ambos.  Para agregar más claridad, veamos algunas de las habilidades directivas necesarias de los gerentes y comparémoslas con algunas habilidades imprescindibles de liderazgo.

Directivo liderando reunión de trabajo

Habilidades Directivas (o Habilidades Gerenciales)

Tradicionalmente, los gerentes son responsables de supervisar las operaciones diarias de sus equipos. Con eso en mente, analicemos las principales habilidades que les ayudan a hacer bien su trabajo.

1. Organización.

Los mejores gerentes están altamente organizados.

Pueden establecer y luego mantener los procesos de la empresa, monitorear el progreso, organizar las prioridades y, en general, mantener a sus equipos encaminados para lograr ciertos hitos. Eso es difícil de hacer con éxito cuando están atolondrados. Por lo tanto, es importante que los gerentes sean hábiles para mantener las cosas en orden.

2. Atención al detalle.

De manera similar a los puntos mencionados anteriormente, los gerentes deben estar muy en sintonía con lo que sucede en sus equipos.

Ya sea para detectar cuándo las cosas podrían superar el presupuesto o examinar el trabajo de otras personas, la atención a los detalles ayudará a un gerente (¡y a su equipo!) a tener éxito, con la menor cantidad de dolores de cabeza y obstáculos posibles.

3. Comunicación.

No hay forma de evitarlo: la comunicación es una habilidad inevitable para los gerentes.

Deben poder proporcionar la retroalimentación necesaria, aclarar confusiones, ofrecer orientación, colaborar con otros gerentes de la empresa e incluso resolver conflictos. Cuanto mejor comunicador sea un gerente, más fácil le resultará supervisar y dirigir la dirección de todo el equipo.

4. Gestión del tiempo.

Cuando considera que los gerentes son responsables del avance diario de sus departamentos, se vuelve obvio que deben ser administradores de tiempo excepcionalmente hábiles. Necesitan poder hacer las cosas y establecer las prioridades adecuadas para sus equipos.

Las organizaciones se construyen sobre los cimientos que los gerentes capaces construyen con la priorización de conflictos, la administración de la diversidad y el cumplimiento de los criterios y valores de calidad de sus empresas. Estas cosas consumen una gran cantidad de tiempo en reuniones de coordinación, análisis de información y encuentros con el cliente, si no se tiene una excelente administración del tiempo, en alguno de ellos fallará y la empresa no irá bien.

5. Delegación.

Si bien los gerentes deben poder lograr las cosas por su cuenta, también deben poder asignar trabajo de manera efectiva a otros y luego confiar en ellos para que lo hagan correctamente, asegurándose que cuentan con la información, la capacitación y los recursos necesarios, limitándose esencialmente a actividades de supervisión general basándose en la premisa de "confía, pero verifica".

Cualquier empleado se apresurará a decirte que no hay nada peor que un microgerente. Entonces, los gerentes más efectivos saben cómo ser delegadores exitosos y solidarios.

Gerente feliz liderando un equipo contento

Habilidades de Liderazgo

Las cinco características anteriores suenan como los ingredientes de un gran gerente y lo ideal es que los líderes también posean esas habilidades. Pero, además de lo anterior, ¿qué necesitan los líderes para ser realmente asombrosos a la hora de inspirar a sus equipos?

Veamos lo que está considerado como las características esenciales de liderazgo de cualquier buen directivo.

1. Visión.

Mientras que los gerentes supervisan las operaciones diarias de sus equipos, los líderes se centran más en la estrategia y dan forma a la dirección general de la cultura, el departamento o toda la organización. Con eso en mente, es importante que los líderes tengan la capacidad de previsión y pensamiento general para dirigir el barco, mientras que el gerente dirige a la tripulación.

2. Curiosidad.

Los mejores líderes no se contentan con descansar en el status quo. En cambio, buscan desafiar esas normas y abordar los problemas con un enfoque innovador o una perspectiva totalmente nueva. Son innovadores naturales. Por eso, los líderes son curiosos por naturaleza. Les encanta aprender, crecer y familiarizarse íntimamente con el funcionamiento de las cosas, así como con la forma en que podrían funcionar mejor.

3. Comunicación.

La comunicación es de vital importancia tanto para los líderes como para los gerentes. Sin embargo, los métodos y el contenido de su comunicación pueden diferir. Si bien los gerentes deben poder comunicar instrucciones y comentarios, los líderes se enfocan menos en los detalles técnicos y más en el estímulo y el empoderamiento. Los líderes deben saber escuchar, necesitan saber cómo entrenar a su gente para encontrar respuestas, no solo dirigirlas. Un líder debe saber cuándo dar un paso atrás y dejar que otras voces sean más fuertes, y cuándo debe tomar medidas.

4. Inteligencia emocional.

Para que los líderes inspiren a las personas a seguirlos, en lugar de instruirlos para que los sigan, necesitan un alto nivel de inteligencia emocional. Esto significa que pueden empatizar con los demás, establecer confianza y conexiones genuinas, y luego motivar a esas personas en consecuencia.

5. Responsabilidad.

Finalmente, los líderes más exitosos son altamente responsables. Se ven a sí mismos como responsables no solo de sí mismos sino también de las personas que los siguen.

Un líder cree que es responsable ante aquellos a quienes dirige, en cambio un gerente cree que los miembros de su equipo son responsables ante sí mismos.

Los líderes no ven a los subordinados directos como cargas que podrían empañar su propia reputación. En cambio, los ven como personas a las que necesitan servir y apoyar adecuadamente.

Una última habilidad directiva esencial

Podemos concluir que ser un directivo eficaz requiere una absoluta intención de serlo y no es suficiente, aunque sí ayudan, las cualidades innatas que la persona traiga consigo misma.

Finalmente, hay una pregunta esencial que desde los inicios de la civilización y las sociedades ha tenido su respuesta y se ratifica generación tras generación, y esta es: ¿cuál es la capacidad central y esencial de un directivo sin la cual todas las demás no se ven reflejadas plenamente en una organización?

La respuesta es:

Los directivos competentes escogen personas competentes y comprometidas.

Evalúate y reflexiona

Date la oportunidad de analizarte y evaluar tus habilidades directivas y de liderazgo. Determinar tus áreas de oportunidad y tener presentes tus fortalezas te ayudará a mejorar en el desempeño de tu papel como líder y, por lo tanto, los resultados de tu equipo.

En una próxima entrada te compartiremos una Autoevaluación de Habilidades Directivas y Liderazgo, para que puedas hacer este análisis en el momento que lo desees.

 

¿Qué otra habilidad directiva agregarías?
¿Cuál te parece a ti más importante?

 

¿Qué te pareció esta publicación?

Publicaciones similares