Cómo Realizar una Buena Especificación de Requisitos de Software (SRS)

El SRS (Especificación de Requisitos de Software) es el documento validado que describe los requisitos de un sistema de software a desarrollar.


La claridad en la definición y comprensión de lo que tus clientes esperan es la base de la calidad de tus soluciones de software. Especificar y validar estos requisitos permitirá a tu equipo ser más creativo y productivo, a la vez que facilita la gestión del proyecto.

En este artículo, veremos cómo deben ser estos requisitos para elaborar el documento que los recopile.

Las dificultades en los proyectos de desarrollo

El desarrollo de software sigue siendo una actividad con gran componente artesanal, científico y comunicativo. 

Es artesanal porque una parte importante se hace manualmente, una gran cantidad de las instrucciones de código se realizan letra a letra por parte del programador, si bien es cierto que los compiladores hacen una parte del trabajo, la más importante la realiza el programador, me refiero a la parte funcional de acuerdo con los requerimientos del cliente.

Es científica porque requiere de conocimientos técnicos acerca de cómo funciona el hardware sobre el que funcionará el producto desarrollado, ya sea un servidor, un móvil, una computadora o una red de comunicaciones.

Pero, también tiene un componente comunicativo porque el producto final dependerá mucho de la capacidad que tenga el usuario de definir adecuadamente sus necesidades y esto generalmente no sucede.

Lo más común es que el usuario perfile una aplicación, primero desde el punto de vista funcional y segundo con algunos requerimientos de diseño gráfico. Características como la seguridad y funcionalidad operativa consistente en que el producto desarrollado cuente con suficientes mensajes de alerta para indicar al usuario cuando se ha ingresado un dato con formato incorrecto o se ha realizado una violación a alguna regla operativa, que son importantísimas en cualquier software, tienden a ser omitidas por el usuario.

Además, generalmente las empresas no cuentan con un "dueño de producto" (product owner), es decir una persona experta en la solución buscada que conozca completamente las políticas, restricciones operativas y necesidades que debe cubrir el software, deja muchas de estas responsabilidades al grupo de desarrollo, que finalmente es el que menos conoce de estos aspectos del producto que se le ha solicitado desarrollar.

Esto finalmente genera dificultades, contratiempos y mutuos reclamos entre el grupo de desarrollo y los usuarios del software, provocando que la mayoría de los proyectos sean un continuo y constante flujo de quejas y descalificaciones entre los miembros del grupo de trabajo del proyecto.

De ahí que a nivel global solamente el 20% de los proyectos de software sean exitosos, es decir que terminan a tiempo, en costos y con la funcionalidad aceptada por el cliente, el 68% restante tienen desviaciones en alguno de los aspectos mencionados y el 12% son fracasos (es decir son abandonados) y como ya lo vimos en una entrada anterior a nuestro blog (Aspectos de la Calidad en el Desarrollo de Software) eso representa pérdidas de 300,000 millones de dólares.

Equipo de desarrolladores trabajando con su cliente

¿Qué es la especificación de requisitos de software (SRS)?

La Especificación de Requisitos de Software (ERS o SRS por las siglas en inglés de Software Requirements Specification) es el documento que describe los requisitos de un sistema de software a desarrollar en 3 niveles:

  • Nivel superior: estos son los requisitos comerciales de alto nivel. Describen los objetivos medibles del negocio, definen el propósito detrás del proyecto y alinean los objetivos del proyecto con los objetivos de las partes interesadas.
  • Nivel medio: estos son los requisitos del usuario. Reflejan las necesidades y expectativas específicas del usuario, describen quién está usando el software y destacan las interacciones del usuario.
  • Nivel inferior: estos especifican la funcionalidad del producto en términos tecnológicos. Identifican funciones, características, casos de uso y requisitos no funcionales, además de describir el proyecto como módulos funcionales más atributos no funcionales.

Al combinar las especificaciones de los tres niveles, se otorga a todas las partes interesadas una comprensión clara del proyecto y los entregables medibles, por eso este documento debe ser accesible para todos ellos: inversores, administrador de proyectos, programadores, diseñadores, etc.

Esto es especialmente importante si se está subcontratando el proyecto; un documento completo de SRS permite que una agencia de subcontratación comunique los requisitos de su proyecto de manera clara y precisa a su propio equipo.

Con la siguiente tabla obtendrás una idea más detallada de cómo un SRS mejora la comunicación y la colaboración entre las partes:

Usos del SRS para las partes del grupo de trabajo
Miembro del grupo de trabajo Actividad
Desarrollador de software Deben utilizar el SRS para estimar con precisión el alcance del proyecto.
Gerente de proyecto Deben utilizar el SRS para planificar el   trabajo.
Diseñador    Con base en el SRS, deben poder interpretar y definir las características visuales del proyecto.
Probador (tester) Con base en el SRS deben tener la capacidad de planear los Casos de Prueba necesarios.
Usuarios y dueño del producto Utilizan el SRS para validar al grupo de desarrollo que ha comprendido completamente desde el punto de vista funcional y operativo los requerimientos solicitados.

¿Por qué es importante definir y documentar la especificación de requisitos de software?

Hay muchas historias de terror sobre desarrolladores de software y clientes que chocan con los requisitos del proyecto, y una de las causas más comunes de tales disputas es el lenguaje ambiguo.

Términos vagos como "urgente", "pendiente", "lo antes posible", etc., pueden significar algo diferente para el cliente y para la empresa de desarrollo o entre el usuario y el grupo de desarrollo.

O, quizás, las partes involucradas tienen una impresión diferente de las funcionalidades prioritarias del producto. No es culpa de ninguna de las partes, per se, sólo están hablando idiomas diferentes, en cierto sentido.

El cliente tiene una idea del producto, sus funciones y el aspecto que podría tener la interfaz de usuario. Pero los desarrolladores generalmente están pensando en el "detrás de escena" del proyecto, cómo escribir un código escalable y legible, garantizar la seguridad, hacer que una solución funcione, minimizar errores, etc.

Angry crazy modern designer in glasses with beard yelling and crumpling paper on his workplace

Cuando hay una desconexión entre ambos puntos de vista, puede generar trabajo adicional, dinero desperdiciado, estrés e incluso un producto final deficiente. Pero, afortunadamente, hay una manera de evitar tales malentendidos desde el principio: las especificaciones de los requisitos del software.

Partes de un buen documento de SRS

Para que un SRS sea útil para todas las partes involucradas, debe tener los siguientes elementos o secciones básicos:

  1. Impulsores comerciales: incluye las razones por las que el cliente quiere que le fabriques el software. Es importante incluir la justificación o la fuerza impulsora detrás del nuevo sistema; esta información guía las decisiones que tomarán los analistas de negocios, los arquitectos de sistemas y los desarrolladores.
  2. Modelo de negocio: ¿Qué modelo de negocio de cliente básico necesitará soportar el sistema? Incluye el contexto organizacional y comercial, las funciones comerciales clave, los diagramas de estado actuales y futuros y los diagramas de flujo de procesos.
  3. Casos de uso del sistema y del negocio: por lo general, esta sección contendrá un diagrama de casos de uso (UML) que muestra con qué objetos externos principales interactuará el sistema.
  4. Requisitos técnicos: en esta sección, el documento enumerará los requisitos "no funcionales" que componen el entorno técnico.
  5. Cualidades del sistema: enumerará los requisitos no funcionales que determinan la calidad del sistema.
  6. Restricciones y suposiciones: esta sección incluye restricciones de software que requiere el cliente, que se pueden usar para excluir opciones de la consideración de desarrollo.
  7. Criterios de aceptación: por último, este elemento ilustra cómo el cliente aprobará el sistema final.  

Diagrama de Especificación de Requisitos de Software2-01

¿Cómo deben ser los SRS y cómo validarlos?

Es importante aclarar que cuando se habla de grupo de trabajo se está incluyendo al usuario o al dueño del producto y no solamente hablo del grupo de técnico, por lo tanto, un buen documento SRS debe cumplir con las siguientes características:

  1. Corrección: La información contenida es lo mismo para el usuario, el desarrollador, el diseñador y el probador. Después de estudiarlo ninguno se queda con un concepto diferente lo que se desea con el proyecto de desarrollo.
  2. Exhaustividad: No deja espacio para dudas para ninguno de los miembros del grupo de trabajo. Cualquier aspecto técnico y funcional queda aclarado y documentado en el SRS.
  3. Coherencia: Para cada requerimiento existen reglas claras y no entran en conflicto con las reglas o la funcionalidad de otro requerimiento.
  4. Cero Ambigüedad: Para cada tipo de actividad del Ciclo de Vida del Proyecto (desarrollador, diseñador, tester y usuario), el contenido no puede generar ideas generales, debe contener especificaciones concretas y completas desde todos los puntos de vista para cada una.
  5. Clasificación por importancia: No todos los requerimientos son iguales, algunos son críticos, esto significa que si contienen algún error ya sea funcional o no funcional pueden provocar desde retrasos en la operación hasta impactos legales o financieros y por lo tanto los casos de prueba deben ser más exhaustivos. También sirve para determinar con qué tipo de requerimientos la liberación del código no puede ser considerada como realizada si no se han efectuado las pruebas correspondientes que acrediten con evidencia concreta que el requerimiento está completamente construido y probado y por lo tanto no implica un potencial riesgo operativo. Cada requerimiento debe contener la codificación de importancia que le corresponda.
  6. Modificabilidad: El SRS es un documento vivo, esto significa que puede estar cambiando continuamente por lo tanto debe cumplir cabalmente con la práctica de Administración de Versiones o Versionado. Esto implica que cada nueva versión debe cumplir con las cinco características anteriores y debe ser aprobado por cada miembro del grupo de trabajo. Esto debido a que ciertos requerimientos pueden inducir, sobre todo de parte del usuario, ideas de mejora que antes no había concebido y por lo tanto desea que el nuevo software las contenga.
  7. Verificabilidad: Todos los requerimientos deben ser verificados con evidencia documental u operativa concreta para todos los miembros del grupo de trabajo. Tanto en los informes de progreso como en el documento final de validación por parte del usuario.
  8. Trazabilidad: Cualquier cambio realizado en el SRS y para cada requerimiento debe ser fácil y cabalmente evaluado atrás en el tiempo mediante la consulta de las diferentes versiones documentales del mismo.
  9. Comprobabilidad: Cualquier requerimiento o solicitud debe contener el visto bueno o aprobación expresa, no tácita, de cada miembro del grupo de trabajo, tanto del solicitante como del responsable de ejecutarlo.
  10. Características del diseño: El SRS debe contener todas las características estándar de diseño del producto de software y las características particulares de algún módulo en particular totalmente aprobadas por el usuario, considerando la política de imagen corporativa del cliente.
  11. Comprensible para el cliente: El lenguaje utilizado debe ser lo suficientemente claro para el grupo de desarrollo, pero también para el cliente. El uso excesivo de tecnicismos o caló especializado alejará al cliente y no podrá realizar un comprometido análisis del requerimiento al no comprender en su lenguaje lo que se está documentando en el SRS.
  12. Nivel de abstracción adecuado: El documento debe ser comprendido por todos los participantes en el grupo de trabajo sin importar su rol y tipo de participación en el proyecto.

portrait of young businessman in casual clothes at modern  startup business office space,  working on laptop  computer

Ya que has visto todo lo que comprende un documento SRS para lograr un exitoso proyecto de software casi te aseguro (no conozco tu realidad para asegurártelo al 100%), que han sido muy pocas las ocasiones en que has desarrollado un SRS completo.

Es muy probable que la mayoría de tus proyectos de software hayan sido una constante de malentendidos entre el usuario y el grupo técnico de desarrollo, retrasos debidos a retrabajos y una infinidad de reuniones de trabajo para aclaraciones y dudas, para que finalmente los proyectos casi siempre sean entregados con algún retraso, ya sea significativo o aceptable.

Estas experiencias, que claramente no son placenteras, se deben a que no se realiza un documento de proyecto o SRS como debe ser.

Intenta con persistencia desarrollar tus SRS como te lo he descrito, no omitas nada y te aseguro que el resultado y la experiencia de tu próximo proyecto de software, si bien no será tejer y cantar sí será un proyecto con una sensación de productividad y eficiencia que pocas veces has experimentado.

¡Inténtalo! ¡Persiste hasta lograrlo!

¿Qué te pareció esta publicación?

Publicaciones similares